Pasar al contenido principal
Cargando...

¿Cómo evitar errores en la selección de personal que cuestan mucho dinero?

Blog selección de personal: ¿Cómo evitar errores en la selección de personal que cuestan mucho dinero?

Perder a un profesional supone el coste de contratar a uno nuevo que lo reemplace, es decir, llevar a cabo un proceso de selección, más el coste de su incorporación y formación. Se estima que sustituir a un empleado cuesta de 1,5 a 2 veces su salario anual, sin contar que la productividad se ve afectada.

Por todo ello, es recomendable que los procesos de selección de personal sean sólidos, para que no conlleven errores que hagan perder dinero a nuestra empresa. En esta ocasión vamos a repasar algunos errores habituales para evitar encontrarnos en semejante tesitura. 

No tener apertura de miras

Un error importante en la selección de personal es no disponer de candidatos variados que puedan aportar diversidad a la organización. Buscar a alguien que sea exactamente igual que el resto de la plantilla es cerrar la puerta a nuevos puntos de vista que contribuyan a hacer avanzar a la empresa.

Además, las empresas que cuentan con una plantilla diversa en edad, experiencia, cultura, género, etc. suelen tener más éxito porque son más atractivas para trabajar en ellas, entre otros factores porque se percibe que tienen una política de contratación imparcial.

Seguir las primeras impresiones

Que alguien nos salude con firmeza y nos mire a los ojos con seguridad no significa que sea competente para el puesto ofertado. Es fácil dejarse llevar por una primera impresión pero, más allá de si es favorable o negativa, hay que confrontar los puntos fuertes de la persona con las responsabilidades del puesto.

De hecho, la entrevista de trabajo no debe utilizarse para validar una primera impresión, al contrario, hay que buscar pruebas de lo contrario. Así, si alguien te cae bien de entrada, hay que analizar sus puntos débiles y al revés, si alguien no te agrada al principio, hay que ver por qué encaja en el puesto.

No saber qué se está buscando

No tener claro parte del trabajo que debe desarrollar el profesional es uno de los motivos que con toda seguridad llevarán a una mala contratación. Es importante detallar el perfil del candidato con todos los requisitos deseados que debe reunir.

Para ello es útil hacer una lista de las responsabilidades del puesto con los conocimientos, experiencia y habilidades necesarios para realizar tales tareas. De esta manera, es más fácil visualizar a quién se está buscando.

Olvidarse de los valores y la cultura de la empresa

No difundir la cultura de la empresa y sus valores es un gran error. Si la compañía apuesta por la flexibilidad o proporciona otro tipo de incentivos es necesario que se subraye durante el proceso de selección, puesto que puede marcar la diferencia para muchos candidatos, algo que puede ser crucial en la selección de puestos y sectores competitivos.

Si quiere minimizar los errores en la selección de personal, le recomendamos que cuente con servicios profesionales como los de GD Human Capital, en especial para la selección de personal directivo, donde los errores tienen un coste aún mayor. Somos especialistas en executive search y consultores en RRHH. Contáctanos para saber más. 

Empresas