Pasar al contenido principal
Cargando...

¿Cuándo mediar ante un problema interno?

interim management para gestion del bienestar interno

Mediar ante un problema interno. Blog interim management

Se suele pasar más tiempo en la oficina que en nuestra propia casa. Y, como es sabido, cuando un grupo de personas conviven durante una gran cantidad de horas, surgen los conflictos.

Por eso, es importante que el líder de una organización intente conseguir que la armonía triunfe entre todos los trabajadores, para evitar que los conflictos puedan ir a mayores.

El líder empresarial debe ser los ojos y los oídos de la compañía; debe saber identificar cualquier tensión o problema que pueda interferir en la cultura de la organización. Ya que, a veces, los problemas entre empleados pueden durar mucho más de lo que pensamos.

Ante un conflicto, el directivo, o líder, debería dar respuesta a las siguientes preguntas antes de decidirse a intervenir:

  • Determinar el grado de conflicto. No es lo mismo realizar comentarios agresivos por correo electrónico que ponerse a chillar en medio de la oficina. Las dos acciones están en grados totalmente diferentes. Aún y así, es importante involucrarse en el conflicto y conocerlo desde cerca, no esperar a que la gravedad de la situación aumente y llegue a puntos insostenibles. No se debe caer en la tentación de creer tan solo a una de las partes. Pues se puede dañar la credibilidad y la reputación de un trabajador de forma errónea.
     
  • Duración del conflicto. En ocasiones, la innovación y el crecimiento suelen surgir cuando el personal mantiene conflictos. Por eso, hay cosas que pueden salir a la luz con el paso del tiempo y no de forma inmediata. Como líder, hay que tener en cuenta que cuanto más largos son este tipo de conflictos negativos, más se resienten las relaciones entre los trabajadores.
     
  • Número de personas involucradas. Los empleados pueden tomar partido, elegir equipos y unirse entre sí para iniciar una lucha contra otro compañero. Las tensiones en los equipos suelen transmitirse a los demás integrantes de la organización. Y, esto, puede afectar de forma directa a la productividad empresarial.

Si los conflictos de algunos empleados irrumpen en la dinámica de los equipos, se debe actuar y tomar parte en el asunto. Pero, primero, hay que estudiar la situación y lo que está aconteciendo. Son situaciones que requieren de la atención y liderazgo del directivo.

En GD Human Capital somos especialistas en executive search y human management por lo que podemos ayudarle a encontrar a profesionales para ocupar posiciones de liderazgo en su empresa.

Para más información, ¡Contáctanos!