Pasar al contenido principal
Cargando...

¿Para qué sirve preguntar por las aficiones en una entrevista de selección?

Mostrar aficiones en una entrevista de selección. Blog reclutamiento

Cuando se le pregunta a un candidato por sus aficiones no es solo para saber qué es lo que hace en su tiempo libre. Con esta pregunta podemos obtener información muy interesante sobre sus competencias y sus planes de futuro.

Aparentemente, la pregunta por los hobbies y aficiones en una entrevista de empleo no tiene una relación directa con la esfera profesional pero lo cierto es que nos sirve para conocer mejor si la persona encaja en el puesto y en la cultura de la empresa.

Sin duda, preguntar por las aficiones nos ayudará a tener una imagen más completa del candidato, pero también nos proporcionará datos sobre si el candidato:

  • Sabe trabajar en equipo: actividades como los deportes de equipo o formar parte de una asociación, por ejemplo, son indicadores de que la persona tiene la capacidad de trabajar en equipo. 
     
  • Tiene dotes de liderazgo: si el entrevistado es el responsable de un club de lectura o de excursionismo o está al frente de algún proyecto de voluntariado, es una señal de que posee cualidades de liderazgo.
     
  • Trabaja por mejorar sus capacidades: aquellos que tienen un hobby que les obligue a mejorar y esforzarse, como cualquier afición artística o musical, sin duda son perseverantes, una cualidad muy interesante a tener en cuenta en el ámbito laboral.
     
  • Es capaz de ponerse metas y conseguirlas: aunque sea en el ámbito del ocio, uno puede ponerse objetivos, como por ejemplo, correr y acabar una maratón, o seguir clases para mejorar en algún campo en el que se quiera destacar. Estar orientado a objetivos es básico en cualquier trabajo, por lo que esto es algo a valorar.
     
  • Lleva una vida equilibrada: un candidato centrado únicamente en el trabajo durante las 24 horas del día no es lo deseable, podría ser un adicto al trabajo. Sin embargo, una persona con intereses variados estará más preparado para tratar con personas y hacer frente a diferentes situaciones. No obstante, si el candidato tiene demasiadas aficiones, podríamos estar ante alguien indeciso e incapaz de comprometerse.
     
  • Está motivado o demasiado motivado: alguien entusiasmado por sus actividades de tiempo libre también será capaz de apasionarse dentro de la oficina y de disfrutar de su trabajo. Pero si la persona habla de la afición con demasiado entusiasmo puede ser una señal de que quiera dedicarse a ello profesionalmente, lo que no es interesante para la empresa.
     
  • Tendrá distracciones en el trabajo: si el candidato tiene proyectos de emprendimiento, aunque no tengan nada que ver con la posición para la que es entrevistado, por un lado, puede ser una señal de alerta a tener en cuenta, ya que podemos estar ante alguien que solo quiere obtener dinero y experiencia antes de lanzar su propio negocio. Por otro lado, tener una vena emprendedora también puede ser visto como algo positivo, siempre que no vaya a interferir con el puesto de trabajo.

En resumen, preguntar por las aficiones en la entrevista de selección tiene mucho sentido, aunque, evidentemente, la información obtenida con esta pregunta tendrá que contrastarse. En GD Human Capital somos especialistas en selección para puestos directivos y en gestión del capital humano, por lo que puede contactarnos para cualquier cuestión relacionada con los procesos de selección.