Pasar al contenido principal
Cargando...

Tres señales que indican que está ante el candidato equivocado

señales para una correcta seleccion directivos

Señales que indican el candidato equivocado. Blog selección directivo

Sobre el papel, muchos candidatos pueden encajar en el puesto y además, puede que sean buenos en las entrevistas de selección; pero nada de lo anterior es garantía de que estamos ante el candidato adecuado que la empresa necesita.

La información del currículum no tiene por qué ser necesariamente cierta. Incluso en la entrevista, una persona simpática y amable que nos hable de sus experiencias anteriores, puede parecer la indicada para el puesto pero no serlo realmente.

Dado que cometer un error en la selección de personal tiene un coste considerable para la empresa, no hay que dejarse llevar por lo que ponga un currículum o por el carisma del entrevistado. 

Por esta razón, antes de realizar una oferta a un candidato, hay que fijarse en algunas señales sutiles que pueden indicarnos que no estamos ante la persona adecuada.

Cuando tiene un estilo de trabajo diferente

Si la persona está acostumbrada a trabajar de una manera distinta a la que corresponde con la cultura de la compañía, podríamos estar ante un candidato no ideal para la empresa, puesto que estas diferencias podrían ser foco de conflictos de comunicación.

Esto es lo que ocurre cuando el candidato está acostumbrado a trabajar solo pero la empresa tiene una cultura colaborativa y de trabajo en equipo. Otro ejemplo, cuando el equipo trabaja virtualmente a través de una aplicación de trabajo en equipo pero el candidato prefiere las reuniones presenciales.

Cuando no apetece reunirse con él

Durante el proceso de selección, hay que tener en cuenta lo que nos dice el instinto, especialmente si no nos sentimos cómodos cuando nos reunimos con la persona.

Así por ejemplo, si al hablar sobre un tema profesional tenemos la sensación de que el candidato nos agota en lugar de contagiarnos energía y ofrecernos inspiración, podría ser una mala señal, puesto que lo mismo sentirán las personas que trabajen con y para él.

Cuando no hacen buenas preguntas

Los procesos de selección son más efectivos cuando se intercambia información entre las dos partes. Por esta razón, si el candidato no hace ninguna pregunta, hay que mostrarse prudente y no pensar que es porque le hemos proporcionado todos los datos necesarios.

Cuando un candidato tiene interés real por formar parte de una empresa lo normal es que tenga muchas preguntas, no solo para asegurarse de si encaja, sino también para saber si podrá desarrollarse profesionalmente en la empresa.

El problema no es solo la ausencia de preguntas, también cuando se realizan preguntas demasiado básicas a las cuáles podrían haber obtenido respuesta si se hubieran documentado sobre la organización.

No tomarse la molestia de informarse sobre la empresa (entrar en su página web, por ejemplo) es una señal de falta de iniciativa, aunque siempre pueden hacerse excepciones.

Si quiere asegurarse de encontrar el talento adecuado para su organización, le recomendamos que confíe la selección de personal en especialistas como GD Human CapitalContáctenos para conocer más sobre nuestros servicios de executive search y human capital management.